El Arte y la Bicicleta


‘La música més íntima’

1.50m. x 0.87m. x 0.87m.
Hierro, pasta refractaria, porcelana y acero.

Un discípulo de Shan-hui escribió: “Ya no tengo sueños vacíos”. “Me abandono a las flores del ciruelo, grandes o pequeñas, que se abren tal y como son”.

Cuando voy en bicicleta, me abandono a todo lo que el mundo me ofrece. Me hace consciente de cada paso, de cada instante.

Lo esencial en la vida, es aquello que nos nutre, por encima del resto, sin lo cual moriríamos.
Los esenciales, para mi, son la comunicación con los demás, la relación con la luz, el aire, el agua, el sol, la tierra
‘La música més íntima’, es la que me alimenta. La busco despacito, recorriendo mis caminos internos y externos, para ser consciente de cada uno de los momentos que vivo.
La bicicleta me ayuda a hacer estos viajes por el mundo
Esta es la semilla que llevo dentro.

Enlaces:

Museo Dionís Bennàssar  

Carril bici: el arte y la bicicleta (exposición colectiva)